Fututos sin escuelas. Volumen 1. Tecnocapitalismo, impotencia reflexiva y Phansophia secuestrada

$ 170.00

El argumento principal de este libro se basa en un supuesto teórico muy simple y que debería ser compartido por la mayoría de la población más o menos informada sobre el tema. La idea, en reducidos términos, es que las escuelas que hoy conocemos emergieron en el contexto del fin de la Europa feudo-burguesa hacia mediados del siglo XVII y se desarrollaron globalmente cuando el capitalismo se instaló como máquina mundial, primero en los grandes centros urbanos de Europa, las Américas y el lejano oriente para, finalmente, replicarse en cada rincón del planeta.

Esta historicidad permite concluir que si las escuelas ocupan un espacio muy limitado en la historia del homo sapiens (más o menos un 0.6 de sus también arbitrarios doscientos mil años) y que tienen un origen claro en sus coordenadas de tiempos y espacios, esto permite conjeturar la posibilidad de su final.